Platos Zamora

Gracias al especial factor térmico del barro refractario de Zamora, la carne en los platos  se pueden hacer a gusto de cada comensal pudiendo lograr de ese modo fantásticos efectos culinarios. Estos platos los calentamos al fuego directo tanto gas o vitrocerámica, en hornos, en parrillas o barbacoas encima de la brasa.

Son muchos los clientes de restaurantes que usan nuestros platos y en especial los que trabajan la carne, y por su precio y calidad no encuentran nada igual.